Gracias a su gran potencia los equipos de aspiración MTS no necesitan agua para diluir lodos por muy pesados que sean estos.